Síndrome de Boerhaave. Informe de un caso

James Edward Neira Borja, Jhon Mauricio Coronel Ruilova, Francisco Manuel Abarca Rendón, Edgar Enrique Pilco Asqui

Resumen


El Síndrome de Boerhaave, descrito por primera vez en 1724, es la ruptura espontánea del esófago debido a un incremento súbito de la presión esofágica intraluminal después de vómitos forzados; es más común en pacientes de sexo masculino, entre los 40-70 años de edad, es una patología rara y letal, si no es tratada a tiempo. Se reporta el caso de un paciente quien acudió al servicio de emergencias con dificultad respiratoria y enfisema subcutáneo después de vómitos forzados, quien fue diagnosticado y tratado satisfactoriamente de ruptura espontánea esofágica. Vómitos, dolor retroesternal y enfisema subcutáneo son los síntomas reportados con mayor frecuencia. Una vez establecido el diagnóstico, el tratamiento temprano dentro de las primeras 24 horas es vital para mejorar el pronóstico. El retraso en el diagnóstico puede ser catastrófico para el paciente. El Gold estándar en el diagnóstico es la esofagografía con contraste hidrosoluble. Muchos autores concuerdan que el manejo quirúrgico realizado tempranamente sigue siendo el tratamiento de elección.


Palabras clave


perforación del esofágo; esofágo; enfisema subcutáneo.

Texto completo:

PDF

Referencias


Valero R, Pernalete B, Bonardo R, et al. Síndrome de Boerhaave. Reporte de un caso y revisión de la literatura. Revista de la Sociedad Venezolana de Gastroenterología. 2008; 62 (4):312-314.

Gutiérrez A, Zubeldia E, Barbero E, et al. Perforación esofágica espontanea o Síndrome de Boerhaave. Una causa de dolor torácico potencialmente mortal. Emergencias. 1998; 10(3):196-199.

Martínez J, Cornejo G, Blanco B. Síndrome de Boerhaave. Reporte de un caso y revisión de la literatura. Rev. Gastroenterología Mexicana. 2002; 67 (3):190-194.

López S, Medina A, Miranda A, et al. Perforación esofágica secundaria a Síndrome de Boerhaave. Manejo mediante cirugía de mínima Invasión. Reporte de un caso. Asociación Mexicana de Cirugía Endoscópica. 2006; 7(1):33-38.

Meléndez J. Síndrome de Boerhaave. Una causa de infrecuente de perforación esofágica. Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica. 2012; 603:367-371.

Braghetto I, Rodríguez A, Csendes A, et al. Perforación esofágica. Experiencia clínica y actualización del tema. Rev. Med. Chile. 2005; 133:1233-1241.

Rodríguez-Infante A, Granero P, Álvarez JA, et al. Atypical localization in Boerhaave’s Syndrome. Rev. Esp. Enferm. Dig. 2012; 104(10):555-557.

Korczynski P, Krenke R, Fangrat A, et al. Falla respiratoria aguda en un paciente con ruptura espontanea de esófago (Síndrome de Boerhaave). Cuidados Respiratorios. 2011; 56(3):347-350.

Hingston CD, Saayman AG, Frost MP, et al. Boerhaave’s Syndrome – Rapidly evolving pleural effusion; a radiographic clue. Minerva Anestesiologica. 2010; 76(10):865-867.

Calvin SH, Wilfred LM, Anthony PC. Barogenic esophageal rupture: Boerhaave Syndrome. Can J Surg. 2006; 49(6):438-439.

Wise MP, Salmon JB, Maynard ND. Boerhaave Syndrome: a diagnostic conundrum. BMJ Case Rep. 2009 (PMID: 21686835).

Janjua, K. J. (1997). Boerhaave's syndrome. Postgraduate medical journal, 73(859), 265-270.

Dyer, J., & Jones, S. (2011). Vómitos inducidos por el enfisema quirúrgico y neumomediastino: una auto-remisión o condición que amenaza la vida ?. BMJ caso informa , 2011 , bcr1220103608.

Tonolini M, Bianco R. Spontaneous esophageal perforation (Boerhaave Syndrome): diagnosis with CT-esophagography. J Emerg trauma Shock. 2013 an-Mar;6(1):58-60.

Zanini G, Pelati A, Racheli M, et al. Boerhaave’s Syndrome. A difficult differential diagnosis of chest pain. Kardiol Polk. 2010; 68,9:1040-1042.

O’Kelly F, Tian Lim K, Cooke F, et al. An unusual presentation of Boerhaave Syndrome: a case report. Case Journal 2009, 2:8000.

Brinster CJ, Singhal S, Lee L, et al. Evolving options in the management of esophageal perforation. Annals Thoracic Surgery 2004; 77(4):1475–1483.




DOI: https://doi.org/10.23878/medicina.v20i1.652



Revista Medicina - Universidad Católica de Santiago de Guayaquil - Facultad de Ciencias Médicas