Tuberculosis

Carlos Jaramillo Tobón

Resumen


La infección humana por micobacterias empezó en el paleolítico, después que el hombre domesticó animales, que se habían infectado de aguas y la tierra con especies de vida libre que aún existen. Esto se ha sabido por estudios en antiguas momias de varios sitios,en las cuales se ha encontrado evidencia de tuberculosis ósea por radiología y biología molecular. Luego, de la mano de guerras y pobreza se extendió por todo el planeta y empezó a ser conocida con diferentes nombres en la literatura de civilizaciones antiguas como la china, india, egipcia y varias europeas. Ya en el siglo XVIII se consideraba de artistas,reyes y otros dilettantes, lo cual contribuyó a su diseminación hasta el siglo XIX. Los tratamientos hasta la primera mitad del siglo XX, eran mas bien ayurvédicos y no controlaban todas las formas de tuberculosis ni su infectividad. Pero en plena segunda guerra mundial, se descubrió la estreptomicina, el primer medicamento efectivo para tuberculosis, producido por el hongo streptomyces. En 1952 se puso en uso clínico a la isoniacida (hidracina del ácido isonicotínico) y con estos medicamentos los pacientes empezaron a curarse.Luego hubo gran desarrollo de antituberculosos y vinieron el ácido para-acetil salicílico, la tiacetazona, el etambutol, la pirazinamida, pero los tratamientos eran largos y requerían cirugías. En 1960 se aisló la rifampicina de otro hongo, el amyco­latopsis rifamycinica (previamente conocido como amycolatopsis mediterranei y streptomyces mediterranei). Con este medica­mento asociado a los ya existentes, se logró acortar el tratamiento en forma importante, a 6 meses. Actualmente existen varios medicamentos antituberculosos que se agrupan en “líneas” de acuerdo a su potencia antimicrobiana y toxicidad. Paralelamente después de los trabajos de Koch, Pasteur y sus alumnos se avanzó hasta el detalle en el conocimiento de la esctructura, biología e historia natural de las micobacterias. Este conocimiento se ha aplicado al desarrollo de varios métodos de diganóstico y vacunas, con las cuales en la segunda mitad del siglo XX se creía que la enfermedad estaba bajo control. La llegada del SIDA demostró que no era así y una nueva epidemia paralela, la de coinfección VIH + SIDA azota actualmente a todo el mundo rico y pobre. También aparecieron infecciones nuevas por tratamientos cosméticos inadecuados. Esto ha hecho que se definan nuevas estrategias de control, tratamiento y diagnóstico, que se revisan en este artículo.


Texto completo:

PDF




Revista Medicina - Universidad Católica de Santiago de Guayaquil - Facultad de Ciencias Médicas