Malformaciones congénitas en un recién nacido. A propósito de un caso

Carmen Margarita Miranda Pin, María Fernanda Andrade Padilla, Mónica Elizabeth Maquilón Vera, Alexandra Aguirre Vélez

Resumen


EL recién nacido con anomalías congénitas, puede ser perfectamente compatible con una historia clínica materna normal y pasar desapercibido. Se debe sospechar anomalías congénitas fetales en madres con embarazos pretérminos en un 33% de los casos. El defecto embriológico se produce a las 10 u 11 semanas de gestación, por fallo embriológico del cierre de la pared abdominal anterior. Su incidencia es de 3- 4 por cada 10.000 nacimientos. Un 40% de los mismos cursa con Trisomías 13, 18, 21, síndrome de turner o triploidia incompatible con la vida. Más de 2/3 partes de RN con onfalocele tienen anormalidades de otros órganos: El onfalocele se presenta en edades de máxima paridad (20-35 años) e incluso más avanzadas. Su etiología es desconocida. Se postulan factores como exposición a agentes teratógenos en las primeras semanas de gestación, deficiencias nutricionales y predisposición genética posiblemente vinculada a defectos enzimáticos maternos. El siguiente caso es un recién nacido pretérmino que presentó malformaciones congénitas, cuya madre no registró antecedentes gineco obstétricos ni clínicos de importancia.

Texto completo:

PDF




Revista Medicina - Universidad Católica de Santiago de Guayaquil - Facultad de Ciencias Médicas