EDITORIAL

Gustavo Cornejo Montalvo

Resumen


Cuando me fuera solicitado un editorial para la revista de la Facultad de Ciencias Médicas, se me vino al recuerdo el haber leído en algún momento y algunos años atrás algo que me parece, que debe ser actualizado, ya que al momento existiendo una crisis de valores es ponderable incentivar a todos aquellos que ocupamos o hemos ocupado cargos directivos en una u otra institución, y es un decálogo de autor anónimo y he decidido transcribirlo en parte.

1. El deber principal es servir:

Sin lugar a dudas el mundo es una vocación de servicio, que nos lleva y nos exige un gran sacrificio para servir a todos aún con la inmolación de nuestras vidas y de nuestros triunfos. La personalidad de alguien se mide por su capacidad y abnegación.

No busquemos nuestro propio interés ni aprovecharnos para ventajas personales, es decir en idioma bien claro el servir y el valer son acciones que van aparejadas, en conclusión vale el que sirve y sirve el que vale pero más vale al que más sirve.

Cuando un directivo o un jefe NO SIRVE se lo debe sustituir al igual que a un bombillo de luz que se fundió y no ilumina ni iluminará más, es decir ¡Necesitamos que sirva!.


Texto completo:

PDF




Revista Medicina - Universidad Católica de Santiago de Guayaquil - Facultad de Ciencias Médicas